Cuidados del caballo con laminitis

Cuidados laminitis

La infosura es uno de los problemas mas graves que afectan a los caballos, consiste en una inflamación del tejido que sujeta el tejuelo (hueso del interior del casco) a la pared del casco. Debido a que el casco no se puede expandir como resultado de la inflamación, se produce una compresión de dicho tejido, falta de riego sanguíneo y muerte celular. Como consecuencia de esto, el tejuelo pierde el soporte de la pared del casco y es traccionado por el tendón flexor profundo produciendo la rotación del tejuelo dentro del casco.

 

Como es de suponer, es un proceso muy doloroso para el caballo y el grado de dolor dependerá del grado de infosura que presente. Así, puede presentar alteraciones en la marcha, cambiar el peso de una mano a otra, negarse a caminar o presentar la postura característica de los infosados. Además, presentarán dolor a la exploración con la pinza de cascos, calor en los cascos y pulso digital muy marcado.

 

Las causas por las que se origina la laminitis son muchas y muy variadas, pudiéndose darse de forma simultanea. Entre otras, se pueden destacar:

 

  • Exceso de comida
  • Obesidad
  • Retención de placenta
  • Enfermedades infecciosas
  • Corticosteroides
  • Exceso de ejercicio
  • Estrés
  • Traumatismos en el casco
  • Sustancias tóxicas

Manejo y cuidados

Cuidados laminitis2

Cuando advertimos alguno de los síntomas que nos indican un problema de infosura, es primordial avisar al veterinario, ya que la atención temprana facilitará la recuperación.

 

Además de los cuidados veterinarios existen unas medidas de manejo básicas para intentar detener el desarrollo del problema:

 

  • Aplicación de frío en las extremidades: es la más importante. Lo ideal es aplicar el frío desde la rodilla y corvejón hasta el casco, bien con hielo o duchas de agua fría.
  • Control estricto de la alimentación: hay que eliminar de la dieta cualquier grano (avena, cebada,…), reducir la cantidad diaria de alimento y suministrar heno mojado o salvado.
  • Suelo blando: la cuadra debe estar bien acolchada, con mucha cama de viruta, paja o arena.
  • Cuidados veterinarios: eliminar la causa que lo originó. Medicación (antiinflamatorios, analgésicos, heparina,…), plantillas o escayolas elevando los talones para disminuir la tracción del flexor profundo, radiografías de control.
Cuidados laminitis3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>