Leishmaniosis

Leishmaniosis

La leishmaniosis es una enfermedad grave y de fatales consecuencias. Está provocada por un parásito del género Leishmania y se trasmite mediante la picadura de un flebotomo infectado por dicho parásito.

La importancia de esta enfermedad radica en que es una zoonosis y que, en los perros, es muy grave y no se cura por completo, llegando incluso a causarles la muerte.

LA ENFERMEDAD ES MUY GRAVE Y NO SE CURA POR COMPLETO, TU PERRO INCLUSO PUEDE MORIR

No todos los perros expuestos al parásito desarrollan la enfermedad. Esto dependerá de la respuesta inmune individual de cada perro y de la virulencia de la cepa del parásito. Pero aunque algunos perros no presenten la enfermedad, permanecerán infectados subclínicamente, de tal forma que siguen siendo una fuente de infección para los flebotomos y, además, pueden sufrir una progresión de la enfermedad clínica en estados de inmunosupresión o cuando sufran alguna enfermedad concomitante.

El cuadro clínico de la enfermedad es variable y los síntomas pueden no ser evidentes, pero existen algunos signos que pueden orientarnos hacia el diagnóstico de esta enfermedad. Así, la fiebre, crecimiento anormal de las uñas, trufa agrietada, pérdida de peso, úlceras en la piel y caída del pelo, pueden hacernos sospechar de la enfermedad. En algunos casos, además, causa anemia, artritis y una insuficiencia renal grave.

FIEBRE, PÉRDIDA DE PESO, ÚLCERAS, CAÍDA DE PELO, ANEMIA, INSUFICIENCIA RENAL…

Prevención

Leishmaniosis

Puesto que la enfermedad se transmite mediante la picadura de un flebotomo, las medidas de prevención han estado enfocadas, hasta ahora, en métodos de control del vector: collares, productos tópicos. Pero, incluso con un uso correcto, ninguno de estos productos puede prevenir totalmente todas las picaduras del flebotomo.

Sin embargo, un método de protección eficaz es estimular la inmunidad de tu perro frente al parásito de la leishmania. Esto se consigue mediante la vacunación.

MÁS VALE PREVENIR QUE CURAR

Vacuna

El primer paso antes de vacunar consiste en realizar un test de leishmania para verificar que nuestro perro no ha contraído la enfermedad, aunque sea de forma subclínica. Además, deberá estar correctamente desparasitado antes de vacunarlo frente a Leishmania.

El calendario de vacunación consiste en:

  • Cachorros:
    • Primovacunación: a los 6 meses (10 semanas después de las vacunas de cachorro), tres vacunas en seis semanas (a intervalos de tres semanas).
    • Revacunación: anual.
  • Adultos:
    • Primovacunación: dos semanas después de la vacuna polivalente anual, tres vacunas en 6 semanas (a intervalos de tres semanas).
    • Revacunación: anual

ES MÁS BARATO VACUNAR QUE TRATAR DE POR VIDA Y VER A TU PERRO ENFERMO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>